Translate

lunes, 27 de abril de 2015

Correspondencias: Fellini y los mares de plástico

Próximamente en Factor Crítico y El cine de Solaris, 'Qué extraño llamarse Federico' (2013), el documental homenaje evocador de Ettore Scola sobre su amigo Federico Fellini. Comienza con la imagen de una caricatura suya que se convierte en una imagen de alguien que le representa a él frente a un mar que es decorado, una pantalla: Esa figura no es sino que representa a un cineasta, Federico Fellini. Tampoco el mar es sino que representa, es un decorado, una pantalla que representa un mar. En el cine de Fellini, el mar, o las aguas, símbolo de la emoción, eran tela, plástico, decorado, a partir de que el artificio se hiciera más presente, a partir de que el yo se hiciera más manifiesto, en su cine, a partir de '8 y medio' (1963), después de que lo real se despidiera en la orilla del mar al final de 'La dolce vita' (1960). (Continuará) Imágenes de 'Qué extraño llamarse Federico', 'Satyricon' (en rodaje, junto a Giuseppe Rotunno), 'Casanova', 'Amarcord', 'E la nave va', 'La ciudad de las mujeres' y de nuevo 'Qué extraño llamarse Federico'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada