Translate

lunes, 6 de abril de 2015

Algo se debe romper

Sebastian (Saga Becker) no se siente parte del aquí. Su mirada siempre está ausente, distraída, en el fuera de campo, donde otros miradas quizás ni miran. Sebastian es también Ellie. Sebastian parece una mujer pero es físicamente un hombre. Andrógino, es a la vez que deja de ser. Ante todo, por eso su mirada se escurre por las hendiduras y brechas de lo que no es visible y está más allá, lo que desea Sebastian, que es lo que mismo que desea Ellie, es conectar. Pero resulta difícil cuando desconcierta su apariencia a los demás, y no logran enfocarle, o se extravían en sí mismos, entre sus deseos y pensamientos. Como Andreas (Iggy Malmborg), que se siente atraído por Sebastian, pero afirma que no es gay, por lo que no deja de retroceder y retornar, en un vaivén que refleja su desconcierto, porque quisiera que Sebastian fuera mujer, no logra sentirse cómodo con esa indefinición, o por lo menos con la incapacidad de su mirada de simplemente conectar con quien le atrae. Por eso, es más fácil que algo se rompa que conectar. Sebastian rompe con un entorno que no logra entender. También le dice a Andreas que no es gay, ella simplemente conecta, Aunque él quiera que sea fisicamente mujer, ella progresivamente se inclinará por su vertiente femenina, en la que se afirmará de modo disidente, pero no para complacer la restringida perspectiva de Andreas, sino para romper con el aquí y afirmarse en sí misma, sobre una realidad rebosante de residuos, empezando por unas mentes que no saben lidiar con lo que no encaja dentro de unos límites que son cercos mentales.
'Algo debe romperse' (Nanting maste ga sonder, 2014), producción sueca dirigida por Ester Martin Bergsmark, quien hasta ahora había realizado documentales, es un obra que hace cuerpo de esa sensación de no sentirse parte del aquí, de esa fractura, de esa dificultad de lograr establecer unos nexos. Una narración impresionista, deslizamiento de vibraciones, con fugas y detenciones, pausas y excursos que son trances a un mismo tiempo, un recorrido sinuoso que capta un estado de ánimo, unas sensaciones y unas emociones, el calado de las aproximaciones, la aspereza de los distanciamientos y la colisión con las miradas ajenas. 'Something must break' es la canción de Joy división de la que toma su título esta estimulante obra. “Dos caminos a elegir/ante el filo de una navaja/quédate atrás/o impúlsate adelante”son algunas de sus estrofas. La mirada que mira hacia lo que no está aquí hace palpable las inconsistencias de un aquí que no sabe mirarla, que no logra encajar ese cuerpo que abre brechas entre el parecer y el ser, brechas que impulsan interrogantes y umbrales, esos en los que respiran los cuerpos que penetran la piel con las miradas abiertas en sus entrañas. Aquí se puede ver en versión original subtitulada: http://www.cinegayonline.org/2014/12/algo-debe-romper.html Y la canción de Joy división de la que ha tomado el título:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada