Translate

jueves, 9 de julio de 2015

Sara Driver

Sara Driver, fotografiada por Jim Jarmusch. Tras gozar ayer de la asombrosa y magistral 'You are not I' (1981), de Sara Driver, y con el posterior coloquio con la cineasta y la actriz principal Suzanne Fletcher, toca esta tarde deleitarse con su primer largometraje 'Sleepwalk' (1986), con la misma actriz protagonista, y un coloquio que será más extenso que ayer. Aparte de comentar sobre la colaboración de su pareja, como coguionista y director de fotografía, o la presencia de Nan Goldin como fotógrafa de rodaje, se extendió sobre cómo le inspiró el relato de Paul Bowles, como un sueño que hubiera tenido, cómo convenció a unos bomberos para rodar, como si fuera una práctica, el incendio de los coches accidentados con una buena caja de cervezas ( y cómo suscitó la envidia de los conductores de ambulancia por lo que escribió una escena para que salieran), o la odisea vivida por la película que se creía desaparecida en los 90 y cómo fue encontrada una copia entre las pertenencias de Paul Bowles. Una dama de singular distinción, una aristocracia de espíritu que es muy raro ver ( y que también destila Jarmusch), una gracia exquisita y elocuente que conjuga naturalidad y elegancia, cercanía y vivaz humor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada