Translate

jueves, 18 de febrero de 2016

10 curiosidades sobre Atrapa a un ladrón

Se cumplen 61 años del estreno de 'Atrapa a un ladrón' (1955), de Alfred Hitchcock, una vivaz y jubilosa comedia de intriga, rodada en Vistavisión, con unos impecables Cary Gant y Grace Kelly, y la chispeante aportación de Jessy Royce Landis, como la madre de ella (inolvidable apagando un cigarrillo en un huevo, alimento que Hitchcock odiaba) o John Williams como el agente de seguros. Fue nominada en los Oscars de 1955 a mejor vestuario y mejor dirección artística, y ganó el Oscar a la mejor dirección de fotografía en color (cuando se premiaba aparte también a la fotografía en blanco y negro), cortesía del gran Robert Burks, habitual colaborador de Hitchcock en esta etapa. Son particularmente remarcables los agudos diálogos, repletos de sobreentendidos, sobre todo sexuales, de John Michael Hayes (que en un primer guión había planteado dejarles a los dos protagonistas, al final, suspendidos en el coche sobre un precipicio).
En 'Atrapa a un ladrón', John Robie (Cary Grant), apodado 'El gato', es un ladrón retirado en la Riviera francesa, cuya plácida vida se ve trastornada al convertirse en principal sospechoso de unos robos realizados con la misma técnica que utilizaba él. Pero en el cine de Hitchcock esta intriga es el lúdico barniz que encubre otros juegos, el de los sentimientos amorosos en conflicto y debate. El pulso entre los contendientes, y la lid entre fantasía y realidad. Las investigaciones de John se ven trastornadas por la irrupción de Frances (Grace Kelly) que teje su red para seducirle, o para incitarle a que la seduzca. ¿Quién es el gato y quién es el pájaro? No es más que la disección de un corriente proceso amoroso, el que va de la idea a la realidad. Por eso, en cierto punto, el extraño fascinante que la atrae se trastocará en amenaza, hasta descubrir la inconsistencia de sus suspicacias. Hitchcock ya había explorado las proyecciones femeninas en 'Rebeca' (1940) o 'Sospecha' (1941), como exploraría las masculinas en 'Vertigo' (1958) o 'La ventana indiscreta' (1954). No deja de ser irónico que la real ladrona sea otra mujer, otra que también se había insinuado a John. Como alude el título sólo un ladrón puede atrapar a otro ladrón. Y quizás el gato era el pájaro que deseaba enjaularse.
1. El retorno de Cary Grant. El actor había anunciado su retiro en febrero de 1953. Dos razones aducía. Por un lado, pensaba que la aparición de actores del método como Marlon Brando suponía que los espectadores tuvieran menos interés en un actor como él. Y, por otro, le había indignado el tratamiento que el Comité de Actividades Antiamericanas había dado a Charles Chaplin. Pero Hitchcock, con quien ya había trabajado en 'Sospecha' y 'Encadenados' le convenció para que abandonara su retiro. Y alargó su carrera once años más hasta su definitivo retiro en 1966.
2. El sexo de las palabras El diálogo que mantienen Grace Kelly y Cary Grant en la escena del picnic, cuando ella al ofrecerle pollo le pregunta 'pechuga o muslo?' y él responde 'elige tú misma', fue pura improvisación de los actores.
3. Carretera en dos direcciones Grace Kelly fallecería con 52 años en 1982 tras estrellarse su coche en la misma zona donde había rodado las escenas del coche en la película y, en concreto, cerca de donde rodaron la escena del picnic que compartía con Cary Grant. Había sufrido un infarto mientras conducía, y su hija, Stephanie, que la acompañaba, no pudo conseguir controlar el coche.
4. La serena actriz predilecta Cary Grant y Grace Kelly establecieron durante el rodaje los cimientos de una profunda amistad que duraría hasta la muerte de la actriz. El actor declararía más adelante, tras que le preguntaran cuál era su actriz favorita entre aquellas con las que había trabajado: 'Con todo mi respeto a la querida Ingrid Bergman, preferí con mucho a Grace Kelly. Tenía serenidad'.
5.La edad es una ilusión En la escena en la que Robie está con Danielle (Briggite Auber) en la plataforma sobre el agua, ella apunta, en una de las líneas de diálogo, que es mucho más joven que Frances, el personaje que encarna Grace Kelly, cuando resulta que Briggite Auber tenía un año más que Grace Kelly.
6. Acróbatas en el pasado Robie menciona en una escena que fue acróbata con una troupe de circo en su infancia. El mismo Cary Grant fue, en su juventud, integrante de una troupe de acróbatas que hizo gira por Europa, y también ocasionalmente,en Estados Unidos.
7. El cameo del cineasta Alfred Hitchcock realiza su correspondiente aparición en el minuto 9. Aparece sentado en el autobús junto a Cary Grant, quien acaba de montarse tras sortear a sus perseguidores. Al otro lado de Grant hay una jaula con un pájaro. Robie (variación de 'Robber'/ladrón), era conocido como 'El gato' en sus tiempos de latrocinio, y acaba de huir de la policía que sospecha que puede ser él el autor de los robos que remedan el modus operandi de los suyos en el pasado. La prisión amenaza el horizonte de su vida.
8. Las maniobras de distracción con la censura El Comité de censura no quería bikinis ni le gustaban los diálogos cargados de resonancia sexual, y quiso que se eliminará la pirotecnia que ilumina y sonoriza el beso de Cary Grant y Grace Kelly. Hitchcock se negó, como a cortar el plano en que Grant deja caer una ficha de la ruleta en el escote de una jugadora, y buscó el modo de distraer la atención para que se preocuparan más de otros detalles que le importaban menos o que directamente eran maniobra de distracción: se le ocurrió que un policía que vigila a Robbie mirara fotos de desnudos, para que los censores cargaran sobre esa escena y así se sintieran complacidos cuando aceptara suprimirla.
9. Las apreturas de un bañador Edith Head declaró que fue su experiencia más satisfactoria como diseñadora de vestuario, en especial su relación con Grace Kelly, para quien diseñó una amplia variedad de sofisticados vestidos, pero Cary Grant llegó a ser exasperante en alguna ocasión, como cuando quería portar un traje de baño que se ajustara a la apariencia que quería proyectar como que fuera lo suficientemente cómodo (sin agobiantes tiras elásticas que le apretaran demasiado).
10. La lengua trabada de la secretaria Cuando Hitchcock celebró su 55 cumpleaños durante el rodaje, la secretaría se equivocó con las palabras cake (tarta) y pene (cock), al realizar el anuncio del correspondiente festejo: 'Señoras y caballeros, quisieran pasar a la otra habitación, por favor, y tomar un trozo del pene de Hitchcake (Hitchcake's cock)'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada