Translate

sábado, 31 de octubre de 2015

Rebelde sin causa en 18 curiosidades

Se cumplen 60 años del estreno de Rebelde sin causa (1955), de Nicholas Ray. Supuso un hito en la sociedad de su momento, sobre todo por su impacto en los adolescentes. Martin Sheen, que encarnó en 'Malas tierras' (1973), de Terrence Malick a un personaje al que otros encontraban parecido con James Dean, declaró que dos figuras destacaron en los cincuenta, Elvis Presley con su música, y James Dean, porque cambió las vidas de los adolescentes. Se sentían retratados en el malestar, la rabia y el extravío que sentía Jim, su personaje en 'Rebelde sin causa'. En la secuencia que van a realizar la 'carrera de gallinas', la competición de coches hacia el acantilado, Jim le pregunta a su contrincante, Buzz (Corey Allen), “por qué hacen eso”. Y el otro le contesta: “Algo hay que hacer”. Réplica que condensa esa deriva en la que viven, sin guía ni un consistente referente en los adultos, sin causa ni dirección (sólo la sensación de caer en el vacío). Son huérfanos de espíritu, como queda bien palpable en la secuencia del Planetario, enfrentados a ese cosmos que observan en el cielo artificial ante el que sienten con desesperación su absoluto desamparo y nimiedad.
Cuatro espacios definen el trayecto vital de los personajes: una comisaria de policía, un planetario, un acantilado y una mansión abandonada. En la comisaria, espacio de la ley y de la autoridad, quedan definidos los tres protagonistas, Jim, Judy (Natalie Wood) y Plato (Sal Mineo). Todos ellos en conflicto con su figura paterna La mansión abandonada será el espacio donde los tres protagonistas encontrarán por un instante materializada la ilusión de que poseen un hogar y de que son una familia. Este es un relato sobre adolescentes que tantean las sombras de un mundo que sienten hostil en el que comienzan a buscar su lugar, su identidad y su sentido. De ahí esa negrura que domina la esplendorosa fotografía en scope de Ernest Haller, contrastada con ese rojo que busca contrarrestarlo con el pálpito de la sangre, de la vida forcejeando por expandirse. Se acababa de comenzar a utilizar el formato panorámico, y Ray plasmó sus conocimientos arquitectónicos a través de unas elaboradas composiciones que pocas veces han sido superadas (modélico cómo interrelaciona dentro del encuadre a los tres protagonistas en la secuencia de apertura en la comisaria).
Ray musicaliza con imborrables gestos electrificados ese trayecto. Los golpes desesperados y furiosos que Jim efectúa contra el escritorio de la comisaría. Las manos que acercan lentamente Jim y Judy ante el acantilado en el que ha caído el coche de Buzz. El encuadre en la discusión sobre Plato cuando abatido por la policía, y el grito posterior de Jim: “¡Yo tengo las balas!”. O Jim cerrando con delicadeza la cremallera de la chamarra roja del cuerpo inerte de Plato, chamarra que Jim había dejado a Plato, y que este había aceptado como gesto afirmativo de que eran una familia, y no estaba solo. Para celebrar su aniversario destacamos 18 curiosidades.
1.Homosexualidad para sutiles En principio se consideró la posibilidad de que los personajes de James Dean y Sal Mineo se besaran en determinado instante. Pero como el código de Censura seguía siendo inflexible con la mostración explicita de la homosexualidad, Nicholas Ray, el guionista Stewart Stern, y ambos actores procuraron ser sutiles en la forma de insinuar que Plato era homoxexual, y que se sentía atraído por Jim. Detalles reveladores: La fotografía del actor Alan Ladd que Plato tiene en el interior de su taquilla en el instituto; su mismo nombre, en referencia al filósofo griego Platón; las miradas de adoración hacia Jim, sobre todo en las secuencias finales en la mansión, en las que se muestra más desinhibido por la embriaguez, y realiza una velada declaración de amor. En esas escenas, Dean le sugirió que le mirara como él miraba al personaje de Natalie Wood.
2.El afortunado azar El detalle de que en cierta secuencia Plato tenga calcetines de distintos colores, uno azul y otro rojo, no estaba planeado en el guión. Sal Mineo se los puso así por mero despiste.
3. El inicio improvisado La escena de apertura, James Dean con el mono de cuerda sobre el pavimento, fue improvisada por el actor. Llevaban rodando casi veinticuatro horas seguidas, eran las tres de la mañana, y el actor le dijo a Ray que quería probar algo, a lo que el cineasta accedió. Jim contempla al muñeco de cuerda y sonríe divertido, aunque su sonrisa está tiznada de desesperación (al fin y al cabo se identifica con ese juguete), y esa combinación marca el tono de la película.
4. El inicio censurado La película iba a comenzar con una secuencia en la que un padre era asaltado y golpeado por varios jóvenes. El juguete que portaba es el que encontraba Jim en la acera. A los ejecutivos de la Warner les pareció un inicio demasiado descarnado, así que la escena rodada acabó en la papelera de la sala de edición.
5. El afortunado retraso James Dean pudo estar disponible porque se retrasó el rodaje de 'Gigante' (1956), por el embarazo de Elizabeth Taylor.
6. Y se hizo el color La película iba a rodarse en principio en blanco y negro. De hecho, algunas escenas, de la parte inicial y de la final, así como algunas del planetario, ya se habían rodado así cuando la Warner decidió que fuera en color. De hecho, ese gasto añadido implicó que se redujera el número de figurantes. Se especula con que la razón fuera que querían ser competitivos con la Fox, que había decidido rodar en color todas sus películas en el reciente nuevo formato de CinemasScope. También se cree que querían que se diferenciara de otra película alrededor de la delincuencia juvenil estrenada ese año, rodada en blanco y negro, 'Semilla de maldad' (1955), de Richard Brooks. Pero, sobre todo, se piensa que tomaron esa decisión para aprovechar el tirón de la popularidad de James Dean tras el impacto del estreno de 'Al este del Edén', lo que acrecentaba la categoría de la película en términos de posibilidades comerciales. 7. El rebelde que pudo haber sido Brando Estuvo a punto de rodarse en 1947 con el título de 'Rebelde sin causa' un proyecto que adaptaba un ensayo de Robert Lindner, 'Rebelde sin causa – Hipnoanálisis de un joven criminal'. Jerry Wald encargó varios guiones, uno incluso al Dr. Seuss (el creador de 'El Grinch'), y se consideró a Marlon Brando como protagonista, quien realizó unas pruebas de cámara. Cuando la Warner compró el tratamiento de Nicholas Ray, con el título 'The blind run' (La carrera ciega), le sugirió que utilizara el título de aquel proyecto previo. Poco más se aprovechó de aquel material.
8. El decorado que era hogar La sala de estar de la familia de Jim es una réplica de la del hogar de Nicholas Ray. Habían ensayado en esta, y por eso James Dean se sentía más cómodo con esa semejanza.
9. El actor aprendiz Parece que James Dean asimiló bien cómo Nicholas Ray trabajaba de modo expresivo el montaje interno en los encuadres, la significativa relación de los personajes en la composición. Fue sugerencia del actor que, durante la discusión familiar más intensa y virulenta, estuviera su personaje situado entre su padre y su madre, para reflejar su confusión.
10. El decorado reciclado La piscina de la mansión de las secuencias finales es la misma que se había utilizado en 'El crepúsculo de los dioses' (1950), de Billy Wilder, para cuyo rodaje se había construido, condición que había exigido su propietaria, ex esposa del potentado John Paul Getty, para facilitar el acceso a la mansión como lugar de rodaje.
11. El vacío falso En 'la carrera de gallinas' (Chickie run), la competición de los coches que conducen hacia el acantilado, se rodó en unos terrenos propiedad de la Warner Bros, y el despeñadero tenía sólo una caída entre 3 y 5 metros. El acantilado desde el que miran el vacío se construyó en uno de los hangares del Estudio. Lo que hay abajo es un tanque de agua. Se utilizarían para el fondo sobreimpresiones del Océano Pacífico.
12. La adolescente poco peligrosa A Natalie Wood, en principio, se le consideraba demasiado ingenua y saludable para el papel de Debbie. La actriz procuró modificar su aspecto, pero Nichols Ray seguía remiso, aunque, incluso, mantuvieran una fugaz relación que comenzó ocho días después de que realizara la prueba. El detalle que decidió al cineasta fue la frase que soltó una enfermera tras asistirla por el accidente de coche sufrido junto a su nuevo amante, Dennis Hopper. 'Es una maldita delincuente juvenil'.
13. Relaciones peligrosas y convenientes La madre de Natalie Wood reclamó a los dirigentes del Estudio que intervinieran para que su hija, menor, de 16 años, cortara su relación con Hopper. Pero, debido a sus ambiciosas miras, no mencionó que también había mantenido una relación previa con el director, por si eso pudiera perjudicarla en la evolución de su carrera.
14. Protección para cuchilladas En la escena que pelean Jim y Buzz en los aledaños del Planetario se utilizaron cuchillos auténticos, por lo que portaban cotas de malla bajo sus ropas.
15. Heridas reales James Dean realmente se magulló la mano cuando golpea la mesa de despacho en la secuencia inicial en la comisaría. Tuvo que portar una venda durante una semana.
16. Las secuelas de una muerte James Dean falleció una semana antes de que la película fuera estrenada. Su piso fue saqueado esa misma noche. Su compañero de piso, el compositor Leonard Roseman (autor de las bandas sonoras de 'Al este del Eden' y 'Rebelde sin causa') se encontró con que incluso se habían llevado la partitura que estaba componiendo para una opera inspirada en una obra de Thomas Mann. Nunca la recuperó.
17. El impacto de una película El impacto social fue desbordante. Fueron recurrentes, en todos los países en los que se estrenó, las peleas con cuchillo o las carreras de coches hacia acantilados.
18. La censura y sus miedos En Inglaterra la película sería censurada, para evitar que suscitara una rebelión adolescente, o supusiera una dañina influencia en la juventud. Por eso, solicitaron que se realizaran algunos cortes en las copias que se estrenaran en el Reino Unido para que tuviera una distribución sino normal al menos restringida a mayores de dieciocho años. Demandaron que se suprimieran la escena en la que James Dean golpea con sus puños la mesa de despacho; la pelea con cuchillos; Dean estrangulando a su padre, y la muerte de Buzz en el acantilado al caer con su coche. Fue calificada X tras llegar a un acuerdo en el que se eliminaba el grito de Buzz al precipitarse en el vacío, la acción de estrangulamiento al padre, así como se suprimían los más posibles planos de los cuchillos en la pelea. En España, por otro lado, no sería exhibida hasta 1964, convirtiéndose entonces en la película favorita de los exhibidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada